Historia

La Cofradía del Santísimo Cristo del Sagrario tiene su origen en la Edad Media, cuando los distintos gremios agrupaban a personas del mismo oficio para dar culto o venerar a algún Cristo o algún Santo.

Las Cofradías desempeñaban el papel de mutua, asegurando a los cofrades, en caso de enfermedad o invalidez, una indemnización diaria cuando no pudieran trabajar, ayudar económicamente en los entierros a los familiares cuando las posibilidades económicas de éstos no lo permitieran o cualquier otra que fijaran los estatutos.

Esta Cofradía tiene su origen en el S.XV. Uno de los grandes impulsores de la Cofradía fue Fray Jorge de la Calzada, pastor desde su más tierna infancia, que años más tarde tomó los hábitos franciscanos. Según la tradición se cuenta que dedicaba muchas horas a la oración al Cristo, dejando incluso solo al ganado. La Iglesia lo beatificó y en nuestro pueblo hay una calle dedicada al Beato Jorge.

La primera documentación escrita que hay de la Cofradía data del año 1.871, cuando el Ayuntamiento de la villa da respuesta a la solicitud hecha por el Conde de Aranda para elaborar un censo de Cofradías. Según este censo la Cofradía tiene aprobadas sus Ordenanzas por el Consejo de Gobernación de Toledo el 19 de julio de 1.661. Según los datos aportados por el Ayuntamiento al conde de Benajiar, intendente de la provincia de La Mancha, para que los traslade al Conde de Aranda, la Cofradía tiene una sola función, el 14 de septiembre, con vísperas, misa, sermón y procesión. Los gastos de dineros parroquiales, cera y otros importan 227 reales, que se sacan del fondo de la Hermandad y tiene por costumbre antigua que los Oficiales den un refresco a los hermanos cuando pasan por su casa.Aunque ésta es la primera documentación que existe en torno a la Cofradía se sabe, a través de la tradición oral, que existía desde el S.XIV ó XV.

En torno a la advocación del Cristo del Sagrario se agrupaban los pastores, de ahí que actualmente al Cristo del Sagrario se le siga conociendo, sobre todo por personas mayores, como el Cristo de los pastores.

La Cofradía, con el paso de los años, ha sufrido diversos avatares, con épocas de esplendor y épocas de estrecheces. Así ciñéndonos a los últimos 50 ó 60 años podemos decir que al terminar la Guerra Civil, y debido a la escasez de alimentos que había, a los hermanos en lugar de darles en el típico "puñao" garbanzos, se les daba cañamones tostados. Igualmente en los años 50 la economía de la Cofradía estaba bastante maltrecha por lo que en los días anteriores y posteriores a la Fiesta los miembros de la Junta Directiva tenían que ir recorriendo el pueblo casa por casa para pedir limosna para sufragar los gastos que se originaban. La mayor parte de la gente, el dinero no abundaba, daba cantidades de trigo o cebada que luego los miembros de la Hermandad se encargaban de vender y de esta forma recaudar el dinero necesario para hacer frente a los gastos.

El impulso y auge que actualmente tiene la Cofradía comienza en los años 80 y llega hasta nuestros días, en que actualmente hay 1.163 hermanos. A estos hermanos se les "sienta"(inscribe), en la mayoría de los casos, al nacer, de ahí que actualmente cada año haya entre 30 y 40 hermanos nuevos y cada año se incrementa el número que tiene la Cofradía, pues son bastantes más las altas que las bajas que se producen.